¿Cómo formular objetivos de aprendizaje efectivos?

Los objetivos de aprendizaje describen específicamente los conocimientos, habilidades (competencias) y comportamientos que los educadores establecen para sus alumnos. Comunican a los estudiantes y maestros objetivos de aprendizaje específicos que los estudiantes deben lograr y demostrar al final de la experiencia o intervención educativa. Sirven para guiar a los planificadores en la selección metodológica y la evaluación del aprendizaje.



En la formulación de los objetivos de aprendizaje se distinguen cuatro elementos o componentes: Audiencia, acción, condición y criterio. Los objetivos siempre deben capturar al menos los primeros tres fundamentos. En cambio, a veces se incluyen inferencias sobre criterios o estándares de desempeño.

Objetivos de conocimientos: En el dominio de los conocimientos, la terminología se ha actualizado recientemente para incluir seis niveles de aprendizaje.

  1. Recordar: Recuperar y reconocer conocimientos relevantes de la memoria a largo plazo.
  2. Comprender: Construir el significado de los mensajes orales, escritos y gráficos a través de la interpretación, ejemplificación, clasificación, resumen, inferencia, comparación y explicación
  3. Aplicar: Realización o uso de un procedimiento para ejecutar o implementar.
  4. Analizar: De construir o dividir el material en partes constituyentes, determinar cómo las partes se relacionan entre sí y con una estructura o propósito general a través de la diferenciación, la organización y la atribución.
  5. Evaluar: Hacer juicios basados ​​en criterios y estándares mediante el control y la crítica.
  6. Crear: unir elementos para formar un todo coherente o funcional; reorganizar los elementos en un nuevo patrón o estructura a través de la generación, planificación o producción.




En el diseño y planificación de una intervención educativa es muy importante que los objetivos sean coherentes con la metodología y la evaluación. Para el análisis de coherencia, se puede completar una matriz con tres ítems con objetivos, métodos y evaluaciones: Tanto los métodos como la evaluación del aprendizaje deben estar unificados y alineados y ser consistentes con los objetivos de aprendizaje.

En resumen, para formular objetivos de aprendizaje efectivos es necesario focalizar en:

  • Relevancia (evitar lo trivial)
  • Fácil de comprender por todos, expresando con claridad lo que hay que aprender.
  • Una acción demostrable por el estudiante
  • Mesurable (medible)
  • Realista y pertinente al nivel de entrenamiento o maduración del estudiante
  • Las taxonomías son clasificaciones jerárquicas que facilitan estructurar los objetivos. El aprendizaje en los niveles superiores depende de haber alcanzado conocimiento y habilidades previos en los niveles más bajos.
  • Es fundamental mantener los objetivos de aprendizaje alineados con las metodologías (actividades) y la evaluación.

La taxonomía de BLOOM en el diseño de objetivos

la Taxonomía de Bloom continúa siendo uno de los referentes más utilizados para redactar objetivos, fue diseñada por Benjamin Bloom en 1956. Consta de una clasificación de objetivos de acuerdo a diferentes niveles cognitivos del ser humano, los cuales parten de los más básicos, a los más complejos.

Al emplearlos se debe llevar una coherencia, esto es: iniciar en los objetivos específicos con verbos de conocimientos básicos y de ahí subir hasta los más complejos, es decir no podemos usar el verbo explicar que es de la categoría de análisis, sin antes haber empleado verbos de las categorías conocer, comprender y aplicar.

Nivel de Bloom

Verbos (acción clave)

Ejemplo de objetivo de aprendizaje

Crear

Diseñar, formular construir inventar, crear, componer generar, derivar modificar, desarrollar.

Diseñar un problema original que trate con el principio de la conservación de la energía.

Evaluar

Elegir, apoyar relacionar, determinar defender, juzgar calificar, comparar contrastar, argumentar justificar, apoyar convencer, seleccionar, evaluar.

Determinar si el uso de la conservación de la energía o la conservación del momento sería más apropiado para resolver un problema de dinámica.

Analizar

Clasificar, desglosar categorizar, analizar diagramar, ilustrar criticar, simplificar contrastar, diferenciar, asociar.

Diferenciar entre energía potencial y energía cinética.

Aplicar

Calcular, predecir, aplicar, resolver, ilustrar, usar, demostrar, determinar, modelar, realizar, presentar.

Calcular la energía cinética de un proyectil.

Comprender

Explicar, parafrasear, replantear, dar ejemplos originales de, resumir, comparar, interpretar, discutir.

Resumir las tres leyes del movimiento de Newton en sus propias palabras.

Recordar

Enumerar, recitar, describir, definir, nombrar, combinar, citar, recodar, identificar, etiquetar.

Nombrar las tres leyes de movimiento de Newton.





Fuente:

David R. Krathwohl (2002) A Revision of Bloom’s Taxonomy: An Overview, Theory Into Practice, 41:4, 212-218, DOI: 10.1207/s15430421tip4104_2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.