Evaluación formativa | ¿Cómo se entiende la evaluación de los aprendizajes?

La evaluación formativa es un proceso continuo y sistemático que se lleva a cabo durante el proceso de aprendizaje con el objetivo de proporcionar retroalimentación y orientación a los estudiantes y al mismo tiempo, informar a los docentes sobre el progreso y las necesidades de sus alumnos. A continuación te presentaremos algunas características claves asociados a la evaluación formativa.

Características claves de la evaluación formativa

Orientada al Proceso de AprendizajeLa evaluación formativa se centra en el proceso de aprendizaje más que en el producto final. Se presta atención a cómo los estudiantes llegan a entender y aplicar conceptos, en lugar de simplemente medir los resultados finales.
Retroalimentación ContinuaProporciona retroalimentación constante y específica a los estudiantes. Esto les permite comprender sus fortalezas y debilidades, así como identificar áreas en las que necesitan mejorar.
AdaptativaPermite a los educadores ajustar sus métodos de enseñanza en respuesta a la retroalimentación obtenida durante el proceso de aprendizaje. Se trata de un enfoque flexible que busca mejorar la enseñanza en tiempo real.
Involucra a los EstudiantesFomenta la participación activa de los estudiantes en su propio proceso de aprendizaje. Al recibir retroalimentación, los estudiantes pueden autorregular su aprendizaje y tomar medidas para mejorar
No CalificativaA diferencia de la evaluación sumativa, que se realiza al final de un período de aprendizaje para asignar calificaciones, la evaluación formativa no se centra en la calificación final. Busca mejorar el aprendizaje más que clasificarlo.
Variedad de MétodosPuede involucrar una variedad de métodos, como pruebas cortas, discusiones en clase, proyectos, observación del desempeño, entre otros. La clave es recopilar información valiosa sobre el progreso del estudiante
Mejora ContinuaBusca la mejora continua tanto para los estudiantes como para los docentes. Al proporcionar información en tiempo real, permite ajustes constantes y una evolución continua del proceso educativo.

¿Cuáles son los principales propósitos de la evaluación formativa?

  • Lograr que los estudiantes sean más autónomos en su aprendizaje al tomar conciencia de sus dificultades, necesidades y fortalezas.
  • Aumentar la confianza de los estudiantes para asumir desafíos, errores, comunicar lo que hacen, lo que saben y lo que no.
  • Atender a la diversidad de necesidades de aprendizaje de los estudiantes brindando oportunidades diferenciadas en función de los niveles alcanzados por cada uno.
  • Retroalimentar permanentemente la enseñanza en función de las diferentes necesidades de los estudiantes.

La evaluación formativa es crucial en nuestra forma de enseñar, ya que nos ayuda a concentrarnos en el crecimiento de las habilidades y la comprensión de los estudiantes en lugar de limitarnos a evaluar lo que han memorizado al final de un trimestre o semestre. Es un elemento fundamental para garantizar que nuestro enfoque educativo esté verdaderamente centrado en el estudiante y promueva un aprendizaje más significativo.

Compartimos con ustedes un material elaborado por el Prof. Ronald Soldevilla Tovar el cual nos presenta las orientaciones para la evaluación formativa el cual podrás descargar desde el siguiente enlace:

Descargar Aquí: Orientaciones para la evaluación formativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.