Dinámicas Grupales para la hora de TUTORÍA

Las dinámicas grupales son actividades que facilitan el trabajo conjunto y compartido entre los integrantes del aula. Las dinámicas de grupo parten de la experiencia de los estudiantes.

En sí, las sesiones de tutoría no requieren necesariamente la utilización de dinámica alguna. Las dinámicas grupales son solo medios para trabajar contenidos, por lo que no son suficientes por sí mismas para hacer una sesión de tutoría.



Tomemos en cuentas ciertas pautas:

  • Las dinámicas son medios para lograr un objetivo. Tengamos claro el OBJETIVO a lograr con el grupo para escoger la técnica que más ayude a ello.
  • Hay que conocer las posibilidades, límites y riesgos de la técnica escogida considerando su pertinencia en función del proceso del grupo y quienes lo componen. Por ejemplo, hay dinámicas que pueden generar emotividad intensa, y requieren de condiciones particulares de confianza, reserva y seguridad que debemos cautelar.
  • Promover la participación del grupo y de los individuos, de tal modo que expresen no solo pensamientos y opiniones, sino también sentimientos. Para esto, es indispensable ser pacientes y respetar el tiempo de los estudiantes, no forzar nunca su expresión, ni ser intrusivos.

Pueden ser de varios tipos según el objetivo a lograr:

DINÁMICAS DE ANIMACIÓN

Las dinámicas de animación favorecen la participación permitiendo que los estudiantes se relajen, se desinhiban y se sientan más libres y en confianza. Se utilizan, antes de desarrollar un tema, por ejemplo, para que los estudiantes tomen confianza e interactúen con mayor libertad, naturalidad y sin presiones. No debemos emplear estas dinámicas en exceso, pues podríamos generar la idea de que “todo es juego”, lo que afectaría la seriedad del trabajo con los estudiantes. El tiempo de duración de estas dinámicas de animación suele ser alrededor de 5 a 10 minutos, como máximo.

Veamos algunos Ejemplos de las Dinámicas de Animación:



Círculo 1, 2, 3, 4

Pedimos a los estudiantes que armen una ronda y les indicamos que van a trotar en círculo (uno detrás del otro). Explicarles que, mientras trotan, vamos a dar una palmada y a decir un número del 1 al 4; que cada número indica una acción diferente (la que elijamos), y que cuando lo escuchen tendrán que realizarla. Ejemplo de acciones para los cuatro números:

  • Al oír el número 1 los participantes dan una palmada y siguen corriendo.
  • Al escuchar el número 2 se agachan sobre el sitio.
  • Con el 3 cada uno grita su nombre.
  • Con el 4 dan media vuelta y corren en dirección contraria.

Chapadas con ayuda

Se elige un estudiante al azar, quien debe correr y atrapar (“chapar”) a otro. Una vez que lo logra se toman de la mano y juntos van a chapar a otro y así sucesivamente. Cada estudiante chapado, deberá sumarse al grupo formando una cadena, que seguirá atrapando a todos los que quedan libres.

Ronda con grito

Los estudiantes se sujetan de las manos formando una ronda. Indicarles que retrocedan hacia atrás todo lo que puedan, manteniendo el círculo, y que cuando demos una palmada corran hacia el centro gritando lo más fuerte posible, y que paren, quedándose inmóviles, antes de chocar con sus compañeros.

El imán

Pedir a los estudiantes que formen parejas, o asignarlas rápidamente al azar. Uno de los dos estudiantes, hará como que tiene un imán imaginario en la palma de la mano, y la colocará a la altura de la cara de su compañero, realizando una serie de movimientos delante de ella. El compañero deberá moverse siguiendo con su rostro la mano, como si estuviera atraída por el imán que hay en ella y seguirá sus movimientos por donde vaya (se pueden mover libremente por todo el espacio del aula). A los dos minutos cambian los roles.

Pueden realizar la dinámica con música.



Caminata en diferentes ritmos

Indiquemos a los estudiantes que “vamos a caminar por todo el espacio sintiendo nuestros pasos, nuestro ritmo, nuestro movimiento”. Luego de un momento, decimos: “Ahora, vamos a caminar al ritmo de las palmadas”, y damos palmadas en diferentes ritmos: lento, rápido, rapidísimo, muy lento.

Informémosles que al dejar de aplaudir se deben detener y dirigirse al compañero que tienen más cerca, y saludarlo como si recién lo conocieran.

Continuamos con las palmadas y les decimos al volver a parar, que deben saludar al compañero más cercano con mucho cariño, como dos muy buenos amigos. Luego, continuamos con las palmadas y, al parar nuevamente, les decimos que se saluden con mucha pena, o con la actitud que elijamos.

El correo

Nos ponemos de pie en medio de la clase y pedimos que todos se ubiquen sentados en círculo con sus sillas o carpetas. Les explicamos la dinámica. Consiste en que vamos a decir: “traigo una carta para todos los que…” y mencionamos cierta característica. Quienes tengan la característica tendrán que cambiarse de sitio, quien se quede sin sitio pasa al centro y hará lo mismo: dirá que tiene una carta para los que…

Damos varios ejemplos para que los estudiantes comprendan la dinámica: “traigo una carta para todos los que se llaman José” (todos los que se llaman José se cambian de sitio), “traigo una carta para los que tienen anteojos”, “traigo una carta para los que tienen 13 años”, “traigo una carta para lo que tienen pelo lacio”, etc.

Guiñando el ojo

Dividir a los estudiantes en dos grupos. Un grupo representará a los “prisioneros” y otro a los “guardianes”. Los guardianes tendrán una persona más en su grupo. Los prisioneros se sentarán en círculo, en sus sillas o carpetas, y una silla quedará vacía. Los guardianes deben ponerse de pie detrás de cada silla, uno quedará detrás de la silla vacía.

El guardián de la silla vacía le guiñará el ojo a uno de los prisioneros, que tendrá que correr de su silla a ocupar la silla vacía, sin ser tocado por su guardián. Si lo toca debe permanecer en su lugar. Y el guardián de la silla vacía volverá a guiñarle el ojo a otro prisionero hasta que logre que uno se siente en su silla.

Cuando el prisionero logra salir, el guardián que queda con la silla vacía debe guiñarle el ojo a otro prisionero, y todo comienza nuevamente.


DINÁMICAS PARA FAVORECER LA EXPRESIÓN MEDIANTE EL ARTE

Son actividades que favorecen la expresión de vivencias, pensamientos y sentimientos, facilitando la reflexión sobre diversos temas o experiencias personales.

Veamos algunos Ejemplos de esta Dinámica:

Dibujos

Los estudiantes usan crayolas, lápices o témperas.

Les indicamos qué dibujo van a realizar dependiendo del tema que deseamos trabajar. Por ejemplo, si en una sesión de tutoría los estudiantes conversaron sobre cosas que parecen importantes y deseamos que expresen lo que sintieron, la siguiente sesión podemos pedirles que hagan un dibujo que represente este sentimiento. También podemos pedirles que hagan un dibujo, por ejemplo, de su grupo de amigos, o que dibujen un sueño o aspiración que tengan, etc.

El dibujo puede ser individual o grupal. En el primer caso, damos cartulina o papel a cada uno; en el segundo, dividimos la clase en grupos y les entregamos uno o dos papelógrafos o cartulinas grandes, para que hagan juntos un dibujo.

Terminada la actividad es bueno dialogar. Podemos hacer preguntas del tipo: ¿Cómo se han sentido mientras dibujaban?, ¿Qué piensan de su dibujo?, ¿Qué título le pondrían?, ¿Qué representa el dibujo?, etc.

El cuento

Indicar a los estudiantes que crearemos un cuento entre todos y que cada uno inventará una parte de la historia. Utilizamos un papelógrafo o la pizarra.

Para motivar al grupo, podemos empezar escribiendo: “Había una vez…”, y luego seguiremos anotando lo que los estudiantes van diciendo de forma voluntaria. Por ejemplo, si los estudiantes están sentados en círculo, pueden narrar siguiendo el sentido de éste, para que participen todos. Luego pueden conversar sobre la historia creada.

Nota: el tutor puede también indicar que el cuento va a tratar sobre un tema en especial o hacer que la narración continúe una historia que elijamos, etc.



Collage

Pedir a los estudiantes que lleven para la hora de tutoría varias cosas como: retazos de tela, chapas, lana, cajas vacías, semillas, etc. Si hay un jardín cerca, podemos pedirles que recojan (que no arranquen) hojas secas, ramas, flores, etc. Una vez juntados los materiales, proporcionarles crayolas, tijeras, goma, etc. Indicarles que con todo el material disponible elaboren un cuadro

Al igual que en la actividad “Dibujos” podemos indicar que el cuadro debe tener relación con un tema específico trabajado o por trabajar; también es importante el espacio de diálogo posterior. El collage puede ser tanto individual como grupal. Queda a nuestra elección.

Esperamos que las dinámicas presentadas les sean de gran utilidad, no olvides compartir el material presentado en tus redes sociales.


3 comentarios en «Dinámicas Grupales para la hora de TUTORÍA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.